Tartaletas de Higos y Crema de regaliz

Dulces embrujados/ octubre 29, 2018/ blog, Postres, Posts Antiguos/ 0 comentarios

Aunque no lo parezca ya ha pasado un mes desde el último
reto dis-fruta.

Este mes me tocó a mí elegir la fruta y me decanté por los
higos, la verdad es que es una pena que los tengamos en el mercado por tiempo
tan limitado…

Los higos dulces se daban en la antigua Grecia a los
atletas ya que se trata de una fruta muy energética,  y aunque de siempre se ha pensado que son muy
calóricos, todo lo contrario, su aporte calórico es poco más que el de una
manzana.

Entre sus propiedades además de encontrarnos que son muy
ricos en fibra y potasio, también nos aportan, calcio, fosforo y magnesio los
cuales le vienen fenomenal a nuestros huesos.

Para el reto Dis-fruta del blog Nunca es demasiado dulce de
Lidia Segura he preparado unas tartaletas de masa sablé con crema de regaliz e
higos frescos bañados en chocolate, os parecerá una mezcla un poco extraña,
pero os aseguro que es una combinación perfecta y deliciosa.

El polvo de regaliz yo lo compre en una página de internet que se llama Todoespecias.com Desde que descubrí esta página ya solo compro allí las especias y es que son de una calidad buenísima.

Os animo a que hagáis este postre, es algo distinto fuera
de las típicas tartaletas de fruta con crema pastelera (que también están buenísimas…)

Ingredientes

Para 8 tartaletas

8 higos

Frambuesas

200 g de chocolate para repostería (mínimo 52% de cacao)

Tartaletas de masa sablé

120 g de mantequilla fría

300 g de harina

100 g de azúcar glass

35 g de almendra molida

2 huevos L fríos batidos

Crema de regaliz

80 g de chocolate blanco

180 g de nata (35% m.g.)

5 g de polvo de regaliz

2 hojas de gelatina

Elaboración

Empezaremos preparando los higos. Para ello los lavamos
bien y ponemos sobre un papel absorbente.

Fundimos el chocolate en el microondas a intervalos cortos
(20 segundos) y vamos removiendo entre uno y otro hasta que esté completamente
fundido.

Bañamos los higos de uno en uno en el chocolate y ponemos
sobre una bandeja forrada con papel film para que solidifique el chocolate.

Crema de regaliz

Preparamos la crema de regaliz que una vez hacha deberá
reposar unas 8 horas.

En un cazo ponemos la nata y calentamos a fuego medio,
antes de que rompa a hervir retiramos del fuego y añadimos el polvo de regaliz,
dejamos reposar durante media hora.

En un bol con agua fría ponemos a hidratar las hojas de
gelatina.

Colamos la mezcla y volvemos a poner al fuego. Cuando rompa
a hervir retiramos del fuego y echamos el chocolate blanco troceado mezclando
hasta que se funda en su totalidad. Incorporamos las hojas de gelatina
escurridas mezclando hasta que se disuelvan.

Una vez hecha la crema, tapamos con un papel film a piel y
dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez fría, guardamos en el
frigorífico y dejamos reposar unas 8 – 10 horas.

Tartaletas de masa sablé

Echamos en el bol de la Kitchen Aid la harina, la
mantequilla fría cortada en dados, la almendra molida y el azúcar glass. Con el
accesorio de la pala puesto mezclamos a velocidad media hasta obtener una mezcla
grumosa. Añadimos los huevos batidos fríos y batimos lo suficiente para que se
incorpore el huevo.

Ponemos la masa sobre un papel sulfurizado y con otro
encima estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla de un grosor aproximado
de 3 – 4 mm. Guardamos en el frigorífico durante una hora para que se
solidifique la masa.

Precalentamos el horno a 170º C calor arriba y abajo.

Preparamos una bandeja de horno con papel sulfurizado y
cogemos 8 aros perforados para tartas de 7 cm de diámetro.

Cortamos discos de la masa sablé con los aros perforados y
los colocamos sobre la bandeja que hemos preparado. Hacemos tiras de masa con las
que forraremos las paredes de los aros y recortamos el sobrante de la masa con
un cuchillo.

Perforamos las bases con un tenedor para que durante el
horneado no suba la masa y se abombe.

Metemos al horno durante unos 20 minutos hasta que
observemos que se doran.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre la bandeja sin
retirar los aros hasta que no se hayan enfriado completamente.

Montaje

Cogemos la crema de regaliz que  tenemos preparada y la montamos con la
batidora de varillas (en mi caso la Kitchen Aid con el globo), tened en cuenta
que no va a quedar como una nata, ya que lleva el chocolate blanco. Ponemos la
crema en una manga pastelera con la boquilla que más os guste.

Rellenamos cada tartaleta con la crema, cortamos los higos
a la mitad con cuidado de no romper la cobertura de chocolate y ponemos uno por
tartaleta, dos o tres frambuesas y un par de pepitas de chocolate y listas las
tartaletas.

Espero que os gusten tanto como a nosotros.

Besotes

Mónica

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.