Tartaleta de San Valentín

Dulces embrujados/ febrero 11, 2019/ blog, Postres, Posts Antiguos/ 1 comentarios

O Tartaleta de masa sable, frambuesa, chocolate y merengue

¡Ya está aquí San Valentín!

 

Supongo que os habréis dado cuenta… y es que las redes sociales se están encargando de recordarlo desde hace como dos semanas o más…

Y los blogs de repostería y de cocina nos están llenando de ideas para elaborar una cena o comida romántica para celebrarlo.

Mi propuesta para este día es una tartaleta de galleta sablé de cacao con un curd de frambuesas, ganaché de chocolate y coronada con un merengue suizo. Parece un postre complicado pero ya os aviso que no lo es, tiene varias elaboraciones pero todas rápidas y fáciles de hacer.

Os recomiendo que la tartaleta y el curd lo preparéis el día anterior o unas horas antes, así los tendréis fríos cuando la vayáis a montar.

Si me descuido un poco más no me dá tiempo a publicar mi propuesta…¡y es que no me da la vida!! Para colmo tenía preparada y montada la entrada y como soy un desastre en lo que se refiere al tema informático no se ni donde ni como la he guardado y me ha tocado repetirla…

 

Ingredientes

Mermelada de frambuesas o albaricoque (opcional)

50 g de frambuesas frescas

Para la Masa Sablé de Cacao

120 g de mantequilla cortada en dados fría

210 g de harina

80 g de azúcar glas

30 g de almendra molida

1 huevo L frío

Una pizca de sal

20 g de cacao sin azúcar

Para el Curd de Frambuesas

200 g de frambuesas

100 g de azúcar

1 cucharada de zumo de limón

105 g de mantequilla

4 yemas de huevo tamaño L

Para el Ganaché de chocolate

175 g de chocolate para fundir (52% de cacao)

200 g de nata para montar (35% m.g.)

Para el Merengue suizo

150 g de claras de huevo

250 g de azúcar

 

Elaboración

Tartaleta de masa Sablé

En el bol de la Kitchen Aid  con el accesorio de la pala, ponemos la harina tamizada con el cacao, la sal, la almendra molida, el azúcar glass y la mantequilla fría cortada en dados y batimos a velocidad media hasta que tengamos una mezcla con una textura arenosa.

A continuación echamos el huevo frío ligeramente batido y mezclamos a velocidad media hasta que tengamos una masa uniforme. Hacemos una bola con la masa y la estiramos entre dos papeles de hornear con un rodillo hasta dejarla de un grosor de unos 3 mm.

Metemos la masa en la nevera durante una hora aproximadamente.

Encendemos el horno a 170º C calor arriba y abajo.

 

Sacamos la masa del frigorífico y preparamos la bandeja de hornear con un papel de hornear.

Con un aro para tarta cuadrado perforado de 20 x 20 cm cortamos la base de la tartaleta (si queréis utilizar aros individuales os salen unas 6 tartaletas para estas cantidades), cortamos tiras alargadas de masa con las que forraremos las paredes del aro y recortamos el sobrante de la masa del borde con un cuchillo.

Perforamos la base con un tenedor, de esta manera durante el horneado la masa no se abombará.

Metemos al horno durante unos 18 minutos hasta que observemos que está mate la masa y que se separa de las paredes del molde.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Curd de frambuesas

(Lo podemos preparar el día anterior)

En un cazo ponemos a fuego medio las frambuesas y 75 g del azúcar. Dejamos que vaya cociendo a fuego medio mientras removemos y vamos aplastando para que vayan soltando el jugo las frambuesas. Cuando ya está todo bien mezclado, dejamos cocer unos 5 minutos más removiendo para evitar que se pegue y se queme el azúcar.

Pasamos la mezcla resultante por un colador para retirar las pepitas que haya. Apretaremos bien para aprovechar al máximo y reservamos.

Ponemos un cazo al baño maría  y fundimos la mantequilla con el resto del azúcar removiendo bien con unas varillas hasta que esté completamente deshecho el azúcar.

 

 

Incorporamos el zumo de limón, la mezcla de las frambuesas colada, las yemas de los huevos y movemos continuamente con las varillas hasta que haya espesado.

Lo pasamos a un bol y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente tapándolo con un film a piel. Si no lo vamos a usar en el momento, lo conservamos en la nevera en un recipiente hermético.

 

Ganaché de Chocolate

Troceamos el chocolate y ponemos en un bol resistente al calor.

En un cazo echamos la nata y ponemos a calentar a fuego medio. Justo cuando vaya a romper a hervir, retiramos del fuego y vertemos la nata sobre el chocolate troceado, esperamos unos segundos y con unas varillas o una cuchara de madera mezclamos hasta que esté uniforme. Reservamos hasta el momento del montaje.

 

Merengue suizo

Ponemos las claras y el azúcar en un cazo al baño maría y con la varilla movemos continuamente hasta que se disuelva completamente el azúcar en las claras, esto será cuando llegue a 60º C. Si no disponéis de un termómetro para saber que están listas las claras, cuando las toquéis con los dedos no os quemaran y notaréis que no hay gránulos del azúcar, es una mezcla suave y pegajosa.

Pasamos las claras al bol de la Kitchen Aid (o batidora de varillas) y con el globo puesto empezamos a batir a velocidad baja para ir subiéndola progresivamente. Dejamos a velocidad alta hasta formar picos firmes y que al tocar el bol con las manos ya no esté caliente.

Pasamos el merengue a una manga pastelera preparada con una boquilla lisa y terminaremos de montar la tartaleta.

 

Montaje

Para evitar que la masa sablé se humedezca con el curd, podemos pintar toda la tartaleta con una mermelada de frambuesas o de albaricoque que le aporta poco sabor. Este es un paso opcional pero viene bien si no se va a consumir en el momento.

Cogemos la tartaleta y echamos una capa del curd de frambuesas cubriendo toda la base. Reservaremos un poco del curd para la decoración final.

Ponemos encima de la capa del curd de frambuesa una capa uniforme del ganaché de chocolate y llevamos al frigorífico.

 

Lo último que prepararemos es el merengue suizo para ponerlo al final.

Cogemos la manga pastelera con el merengue y vamos poniendo bolitas de merengue encima del chocolate por toda la base, hacemos una segunda capa como si fuese una pirámide y luego otra capa más.

Echamos un poco del curd de frambuesas que habíamos reservado por encima y con una espátula mezclamos suavemente el merengue con el curd dándole un aspecto desordenado.

Terminamos poniendo unas frambuesas de manera aleatoria por encima.

 

¡¡¡Feliz San Valentín!!!

Besotes.

Mónica

Compartir esta entrada

1 Comentario

  1. Eres una artista, Mónica, te superas día a día.
    Me encantaría poder probar alguna de tus exquisiteces.
    Yo no se hacer cosas tan ricas, pero solo de leer las recetas se me hace la boca agua..
    Besitos.
    Amparo

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.