Polvorones de chocolate

Dulces embrujados/ noviembre 27, 2017/ blog, Categorías, Dulces Tradicionales, Posts Antiguos/ 0 comments

Ya se acerca la Navidad y hay que ir pensando en preparar los dulces típicos de estas fechas como polvorones, mantecados, roscos de vino, roscón de reyes… No podemos dejarlos para él último momento por qué luego entre comidas, cenas de trabajo, con amigos , compras  y todas esas cosas se nos echa el tiempo encima y no hemos preparado nada.

 

Mucha gente (entre la que me incluyo hasta hace poco) no sabe cuál es la diferencia entre el mantecado y el polvorón. La verdad es que son varias, la primera es que el polvorón es un dulce típico de las fiestas navideñas y el mantecado lo tenemos todo el año. Para la elaboración de los polvorones se utiliza azúcar glass y se reboza en ella y en el mantecado el azúcar utilizada es blanquilla. Otra es que el polvorón se elabora con la harina tostada previamente lo que hace que luego necesite un menor tiempo de horneado que el mantecado en el que la harina va en crudo, es por esto, por lo que cuando apretamos un polvorón en la mano, este pierde su forma pero no se deshace, pero si hacemos lo mismo con el mantecado recogemos las migajas, por eso los polvorones siempre van envueltos en papel seda.

Por el contrario lo que tiene en común, es que los dos se elaboran con manteca de cerdo y que llevan almendra bien en harina o troceada.

Así que con esta pequeña explicación ya seréis capaces de distinguirlos, por lo que vamos a empezar a preparar unos riquísimos polvorones de chocolate que harán que os chupéis los dedos (hay que aprovechar hasta la última pizca de azúcar glass que se os quede pegada a ellos).

 

Ingredientes

(Para unos 25 polvorones)

300 g de harina de repostería

160 g de manteca de cerdo

160 g de azúcar glass

½ cucharita (tsp) de canela

50 g de almendra molida

40 g de cacao en polvo

¼ de cucharita (tsp) de extracto de vainilla

 

Elaboración

En una sartén amplia, ponemos la harina con la almendra molida y a fuego medio vamos tostándola mientras que la movemos continuamente con una cuchara de madera hasta que coja un color beige claro.

En un cuenco pequeño derretimos la manteca en el microondas poco a poco hasta que nos quede líquida.

En un bol grande colocamos la harina con la almendra tostada pasada por un tamiz haciendo un volcán junto con el cacao, el azúcar glass, la canela y el extracto de vainilla y echamos en el centro la manteca fundida. Con una cuchara de madera vamos mezclando todo hasta obtener una masa homogénea.

Envolvemos en papel film y metemos en la nevera por lo menos una hora y media.

 

Cuando la saquemos de la nevera estiramos con un rodillo sobre un film transparente con un grosor de aproximadamente 1 cm y ½. Si se deshace la masa, amasamos un poco más y en cinco minutos ya la podremos manejar sin problemas.

Con un cortapastas de unos 5 cm de diámetro cortamos los polvorones y los colocamos sobre la bandeja del horno con papel de hornear. Los recortes de masa que queden  los amasamos de nuevo, estiramos y seguimos cortando.

Metemos en el horno previamente calentado a 175º C en la zona central con calor arriba y abajo y horneamos 25 minutos.

Los sacamos del horno y sobre el mismo papel de hornear los traspasamos a la rejilla enfriadora con mucho cuidado para que no se rompan, ya que en caliente son muy frágiles.

Una vez fríos, los pasamos por azúcar glass.

 

Solo nos falta envolverlos en papelillos individuales de papel seda.

Share this Post

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.