Panna Cotta con Gelatina de Frutos Rojos

Dulces embrujados/ julio 10, 2018/ blog, Postres, Posts Antiguos, Sin Gluten/ 0 comentarios

Ahora que ya hace calor no apetece nada encender el horno, con lo que hay que buscar postres alternativos y una de ellos puede ser la Panna Cotta, un postre rápido y sencillo de preparar que además se toma fresquito.

La Panna Cotta se trata de un postre típico italiano de la región de Piamonte, significa literalmente “nata cocida”.

Tiene una textura parecida a la de un flan pero con mucho más sabor a leche y está deliciosa. Se puede acompañar con frutas frescas o con coulis o gelatinas de cualquier fruta porque la verdad es que le va todo incluso con caramelo líquido. Y si la queréis tomar sola también está buenísima.

La pega que tiene son los tiempos de espera para que gelifique, pero por lo demás es tan rápida su elaboración  que merece la pena la espera.

Ingredientes

625 g de nata al 35% de m.g.

150 g de leche entera

65 g de azúcar

1 cucharadita (tbs) de extracto de vainilla

5 hojas de gelatina

Para la gelatina de frutos rojos

3 hojas de gelatina

150 ml de agua

160 g de coulis de frutos rojos:

    300 g de frutos rojos (pueden ser congelados)

    50 g de azúcar

    25 ml de zumo de limón

Elaboración

Para la elaboración de esta Panna Cotta utilizamos un molde de 1 l de capacidad para las cantidades que vienen indicadas.

Coulis de frutos rojos

Empezamos preparando el coulis de frutos rojos unas horas antes para en el último paso hacer la gelatina.

En un cazo ponemos los frutos rojos con el azúcar y en zumo de limón y a fuego medio – alto vamos removiendo con una cuchara de madera para que suelten el jugo y se disuelva el azúcar. Bajamos un poco el fuego y dejamos unos 3-4 minutos más sin dejar de mover y así se evaporará el exceso de agua.

Pasamos la batidora para hacer un puré y después pasamos por un colador para eliminar todos los restos de pieles y pepitas que podamos tener.

Tapamos el coulis con un film a piel y dejamos enfriar, una vez frío guardamos en el frigorífico.

Panna Cotta

Para elaborar la Panna Cotta empezamos hidratando las hojas de gelatina sumergiéndolas en agua muy fría y las dejamos 10 minutos.

En un cazo ponemos  la nata con la leche y el extracto de vainilla y a fuego medio-alto la llevamos a ebullición con cuidado de que no se salga. Cuando rompa a hervir bajamos el fuego y dejamos que se cueza durante unos 5 minutos moviendo con una cuchara de madera que si no se pegará la leche.

Apartamos del fuego y añadimos el azúcar moviendo hasta que se disuelva por completo.

Escurrimos las hojas de gelatina sin estrujarlas y las ponemos en la nata caliente. Removemos hasta que se deshagan completamente.

Vertemos la mezcla en el molde y guardamos en la nevera durante unas 3 horas.

Gelatina

Cuando veamos que ya se ha cuajado la Panna Cotta preparamos la gelatina con el coulis de frutos rojos que habíamos hecho antes.

Ponemos las hojas de la gelatina a hidratar en agua fría durante 10 minutos.

En un bol ponemos 160 g de coulis con 100 ml de agua y mezclamos.

Echamos 50 ml de agua en un bol pequeño y la calentamos en el microondas sin que queme. Disolvemos en ella las hojas de gelatina hidratadas y vertemos la mezcla sobre el coulis con el agua. Movemos para que se integre y vertemos sobre la Panna Cotta llevándola a la nevera otras tres horas y que gelifique.

Para desmoldarla sumergimos unos segundos en agua caliente y saldrá sin problema.

Podéis servirla si queréis con el coulis de frutos rojos que os sobró o reservarlo para acompañar unas riquísimas tortitas.

Besotes.

Mónica.

Compartir esta publicacion

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.