Dulces embrujados/ agosto 15, 2019/ blog, Postres, Posts Antiguos, Tartas/ 0 comentarios

Como la semana pasada preparé las Minipavlovas con Lemon Curd y me quedó, esta semana me he decantado por un Lemon Pie y así aprovechar esta delicia.

Parece ser que el Lemon Pie es de origen Inglés, ya en la época medieval la reina Elisabeth de Inglaterra lo ofrecía como postre a sus invitados en los banquetes.

Por otro lado, se dice que es de origen francés recibiendo el nombre de Tarte au citron, era una tarta tan apreciada que habitualmente se servía a la nobleza como símbolo de riqueza y bondad.

Por suerte hoy en día no hace falta ser de la nobleza para poder deleitarnos con esta maravillosa tarta, ya que su elaboración no es complicada. Se compone de una tartaleta de masa quebrada cubierta por una crema de limón y coronado por un merengue (en mi caso elegí el suizo) dorado con soplete.

No hace falta deciros qué si tenéis invitados, quedaréis como auténticos reyes si les agasajáis con este delicioso postre.

Ingredientes

(Para un molde rectangular de 35 x 11 cm)            

Masa Quebrada

175 g de Harina

75 g de Mantequilla

1 Huevo L

30 g de Azúcar glass

Una pizca de sal

Lemón Curd

5 Yemas de huevo M

150 ml de zumo de limón

Ralladura de 1 limón

250 g de Azúcar

40 g de Maicena

150 ml de Agua

40 g de mantequilla

Merengue Suizo

100 g de Claras de huevo

200 g de Azúcar

Elaboración

Masa quebrada

En el bol de la Kitchen Aid con la pala puesta, echamos la harina tamizada y la mantequilla fría troceada. Mezclamos a velocidad mínima hasta que tenga una consistencia de migas de galleta.

Añadimos el azúcar, el huevo batido, la sal y mezclamos bien. Envolvemos en film y dejamos enfriar en el frigorífico como una hora y media.

Pasado ese tiempo, sobre un film o papel de hornear, con la ayuda de un rodillo estiramos la masa dándole la forma del molde que vamos a utilizar. Una vez estirada, metemos en el frigorífico otra media hora.

Encendemos el horno a 180º C calor arriba y abajo.

Ponemos la masa ajustándola al molde y eliminamos el sobrante que pueda haber en los bordes.

Pinchamos la masa con un tenedor y cubrimos con un papel de horno, ponemos por encima alguna legumbre (garbanzos, judías…) para que haga peso y no se abombe durante el horneado.

Metemos al horno en posición media durante 15 minutos, la sacamos y retiramos el papel de hornear y la legumbre y volvemos a meter otros 10 minutos aproximadamente, hasta que observemos que está doradita.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Lemon Curd

En un bol ponemos el azúcar, la maicena, la ralladura de limón, la mitad del agua y mezclamos bien sin que queden grumos.

En un cazo, ponemos el zumo de limón colado con el agua que queda y calentamos a fuego medio. Cuando ya esté caliente sin llegar a hervir, incorporamos la mezcla del azúcar y la maicena que preparamos antes.

Sin retirar del fuego, mezclamos sin parar con una cuchara de madera. Según vaya subiendo la temperatura, ira espesando. Continuamos moviendo y cuando comience a hervir dejamos un par de minutos removiendo continuamente y retiramos del fuego.

Echamos la mantequilla troceada y mezclamos hasta que se funda y se incorpore.

Incorporamos las yemas batidas mezclándolo bien y ponemos otra vez a fuego medio. Sin dejar de mover dejamos que espese, tardará unos 2 o 3 minutos.

Ponemos en un bol, cubrimos con un film a piel y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez frio lo guardamos en el frigorífico y dejamos reposar mínimo 4 horas, si es posible, mejor de un día para otro.

Merengue Suizo

En un recipiente resistente al calor echamos las claras de huevo y el azúcar. Ponemos al baño María y sin que el recipiente toque el agua, movemos con unas varillas manuales hasta que se disuelva el azúcar.

Una vez disuelto, ponemos las claras en el bol de la Kitchen Aid y con el globo puesto empezamos a batir a velocidad baja, según vaya espumando iremos subiendo progresivamente la velocidad.

Una vez tengamos el merengue firme y brillante y al tocarlo notemos que no está caliente, lo pasamos a una manga pastelera con la boquilla elegida.

Montaje

Cogemos la tartaleta de masa quebrada y ponemos una capa uniforme de Lemón Curd por encima.

Ponemos el merengue cubriendo toda la superficie y quemamos con un soplete.

¡¡Y listo para disfrutar!!

Besotes.

Mónica

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.