Huesos de merengue

Dulces embrujados/ octubre 27, 2020/ Básicos y Cremas, blog, Posts Nuevos, Sin Gluten/ 0 comentarios

Resulta que ya estamos a finales de Octubre y se acerca la terrorífica noche de halloween. Para esta ocasión he preparado unos huesos de merengue francés que no pueden ser más faciles y rápidos.

 

Aunque este año va a ser una noche un tanto atípica, no quita que no preparemos unos dulces caseros para compartir con los más peques de la casa (y los no tan peques) en esa noche mientras vemos una peli de miedo, contamos alguna historia de terror o preparamos alguna actividad divertida….

Aunque yo le he dado forma de hueso a estos merengues, con esta receta, podéis hacer merenguitos con otras formas dependiendo de la boquilla que utilicéis. Podéis hacerlos pequeñitos con la misma boquilla haciendo pegotitos y que os sirvan para decorar una tarta.

Se puede teñir la masa antes de hornearla con cualquier color que os guste y hacer infinidad de formas y figuras, piruletas o lo que se os ocurra.

El truco para que no se abran y agrieten al hornearlos está, en poner el horno a una temperatura bajita y un tiempo de horneado largo. Conviene a mitad de cocción girar la bandeja, por si el horno no distribuye el calor por igual que queden homogéneos.

Dicho esto, nos ponemos manos a los huesos, os parece??

 

Ingredientes

70 g de Claras de Huevo (de dos huevos)

140 g de azúcar

Una Punta de cuchillo de Crémor tártaro (opcional) o ½ cucharadita de vinagre blanco o zumo de limón

20 g de Azúcar glass

Colorante (opcional)

 

Elaboración

Encendemos el horno calor arriba y abajo a 90º C y preparamos una bandeja de hornear con un papel de horno o un silptat.

Echamos en el bol de la Kitchen Aid las claras de huevo a temperatura ambiente y el cremor tártaro (no es estrictamente necesario, el crémor tártaro nos va a dar mayor estabilidad a las claras, pero si no lo tenemos, se puede prescindir de él). Si no tenemos crémor tártaro tambie se puede sustituir por zumo de limón o vinagre blanco. Empezamos batiendo con el globo puesto a velocidad media – alta.

Cuando tengamos las claras a punto de nieve, empezamos a incorporar el azúcar poco a poco sin para la máquina y subimos la velocidad un poco sin llegar al máximo.

Cuando empiecen a formarse picos suaves, añadimos el azúcar glass tamizado y seguimos batiendo un par de minutos más que ya estará brillante.

Si queremos ponerles un poco de color, añadimos un poco de colorante alimenticio y batimos hasta que se mezcle completamente.

 

Pasamos el merengue a una manga pastelera preparada con una boquilla redonda lisa (yo usé de 10 mm) ayudándonos con una espátula y escudillamos sobre el silpat dándole forma de huesos.

Si nos quedan picos de merengue, los podemos rebajar con el dedo mojado en agua.

Metemos la bandeja al horno en posición media durante una hora si queremos que por dentro queden blanditos. Si por el contrario os gustan secos y crujientes los tendremos una hora y media. Cuando estén a mitad de cocción girad la bandeja en el horno.

Una vez pasado el tiempo, apagamos el horno y los dejamos dentro hasta que se enfríen completamente.

Esta receta la podéis hacer dándoles otras formas con distintas boquillas y posteriormente os pueden servir para decorar tartas.

Para conservarlos, los metéis en un recipiente hermético y os aguantan en perfecto estado varias semanas.

 

¡¡¡Que tengáis una terrorífica noche de Halloween!!!

Besotes

Mónica

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.