Hot Cross Buns o Bollitos de Pascua

Dulces embrujados/ abril 9, 2019/ blog, Bollos y Masas, Posts Antiguos/ 0 comentarios

Los Hot Cross Buns o bollitos de Pascua, se tratan de unos bollitos de masa brioche especiados, rellenos de pasas típicos de la Semana Santa.

Llevan una cruz en la parte superior hecha de masa que para los cristianos  simboliza la crucifixión de Cristo y las especias dentro representan las especias utilizadas para embalsamar el cuerpo. Se suelen comer en el Viernes Santo.

Parece ser que los griegos marcaban unos bollos con una cruz la cual representaría los cuatro cuartos de la luna.

Sin embargo, está la versión que dice que  los anglosajones comían bollos marcados con una cruz en honor de la diosa Eostre (Diosa germánica de la primavera). La palabra  inglesa “Easter” utilizada para designar la “Pascua” deriva del nombre  Eostre. Esta diosa, está relacionada con la fertilidad y se la simboliza con los huevos que dan nacimiento a una nueva vida y por conejos que representan la reproducción prolífica. La iglesia se apropia de algunos aspectos de la fiesta pagana que se celebraba en honor de la diosa y los adapta a la festividad de la Pascua de resurrección.

Como veis, hay varias versiones del origen de estos dulces pero todas nos llevan a unos bollitos riquísimos y esponjosos con los que deleitarnos.

Con un buen amasado y los tiempos necesarios de reposo de la masa, conseguiréis la esponjosidad característica de las masas brioche. Yo nunca los había probado y la verdad es que me sorprendió gratamente su sabor.

Ingredientes

500 g de Harina de fuerza

250 g de leche entera (a temperatura ambiente)

4 g de Levadura seca de panadero

1 Cucharita (tsp) de Canela

½ Cucharita (tsp) de Nuez moscada

5 vainas de Cardamomo (las semillas de dentro machacadas)

Ralladura de una naranja

50 g de Mantequilla a temperatura ambiente

15 g de Miel

75 g de Azúcar

50 g de Naranja confitada

75 g de Pasas

Zumo de ½ naranja

1 Cucharada (tbsp) de Pedro Ximenez o Ron añejo

Huevo para pintar

Para la crema de la cruz

65 g de Harina

50 g de Leche entera

30 g de Azúcar

35 g de Mantequilla a temperatura ambiente

1/4 cucharita (tsp) de extracto de vainilla

Para el almíbar

100 g de Azúcar

100 g de Agua

1/4 cucharita de Extracto de vainilla

Elaboración

Empezamos poniendo a hidratar las pasas con el zumo de naranja, el Pedro Ximenez y los cubitos de naranja confitada. Calentamos 20 segundos en el microondas y dejamos reposar.

En el bol de la Kitchen Aid con el gancho amasador colocado,  ponemos la harina de fuerza, el huevo, la leche, la levadura, la canela, la nuez moscada y el cardamomo. Amasamos a velocidad 1 y cuando tengamos una masa homogénea añadimos la ralladura de naranja y seguimos con el amasado 5 minutos.

Paramos la máquina y echamos la miel, seguimos a velocidad 1 y cuando esté incorporada la miel ponemos el azúcar y continuamos  a la misma velocidad. En total llevaremos unos 20 minutos de amasado.

Con la Kitchen Aid a velocidad 1 todo el rato echamos la mantequilla en dados poco a poco. Una vez integrada la mantequilla, seguimos amasando hasta tener la masa lisa y brillante y consigamos el punto membrana, de esta manera tendremos completamente desarrollado el gluten. Para llegar al punto membrana hemos podido estar unos 35 minutos de amasado.

Escurrimos las pasas con la naranja confitada y las añadimos a cucharadas mientras continuamos amasando hasta que estén bien distribuidas por la masa.

En total habremos invertido unos 35 – 40 minutos y tendremos una masa brillante que no se pega a las manos.

La pasamos a un bol previamente engrasado (yo le pongo aceite de girasol y así no le aporta ningún sabor), estiramos la masa con las manos y la doblamos sobre sí misma, giramos un cuarto de vuelta el bol y hacemos otro plegado igual que el anterior. Repetimos este proceso unas 6 veces. Observaremos que la masa se va tensando.

Vaporizamos la masa con agua y tapamos el bol con un film ligeramente engrasado.

Dejamos reposar unas 3 horas a temperatura ambiente (yo tenía 23,5º C) o hasta que doble el volumen y llevamos al frigorífico 12 horas, puede llegar a estar hasta 15 horas.

Sacamos media hora antes de darles formas para que tome temperatura la masa. Sobre la encimera limpia y engrasada desgasificamos la masa apretándola con las manos.

Dividimos en porciones de 70 – 75 g dándoles forma de bola. Dejamos reposar 15 minutos  hasta darles la forma definitiva.

Para ello, preparamos dos bandejas de hornear con papel de horno o Silpat. Ponemos una porción de masa en la cuenca de la mano y boleamos sobre la encimera engrasada dando tensión a la masa. Ponemos en la bandeja de hornear y repetiremos este paso con todas las porciones. Hay que tener en cuenta que tenemos que dejar una distancia de unos 4 – 5 cm entre un bollito y otro ya que aún tienen que hacer otro levado y durante el horneado también crecerán.

En cada bandeja podréis colocar unas 8 – 9 piezas.

Vaporizamos con agua, tapamos con el film engrasado y dejamos reposar unas 3 horas hasta que doble el volumen. Si queréis acelerar este proceso encended el horno a 30º C y meted las bandejas dentro.

Para preparar la crema con la que haremos la cruz mezclamos con un tenedor la harina, la leche, la mantequilla, el azúcar y el extracto de vainilla hasta tener una masa homogénea. Metemos en un biberón o una manga pastelera con boquilla pequeña, como de 5 mm de diámetro.

Encendemos el horno a 180º C calor arriba y abajo.

Una vez que ya han doblado volumen los bollos, pincelamos con el huevo batido la superficie de cada uno y con la crema que tenemos preparada hacemos una cruz.

Metemos al horno en posición media unos 20 minutos hasta que estén dorados.

Mientras se hornean preparamos el almíbar. En un cazo ponemos a fuego medio el agua, el azúcar y la vainilla, dejamos que hierva 5 minutos y retiramos del fuego.

Cuando los saquemos del horno, en caliente, pincelamos cada uno con el almíbar y dejamos enfriar 5 minutos sobre la bandeja para después pasarlos a una rejilla y que terminen de enfriarse.

Para conservarlos los metemos en una bolsa de plástico y dentro de un recipiente hermético aguantan en perfecto estado 3 días.

¡¡¡Disfrutadlos mucho!!!

Besotes.

Mónica

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.