Como hacer un Bundt Cake perfecto.

Dulces embrujados/ noviembre 14, 2017/ Bundt Cakes, Categorías, Paso a Paso, Posts Nuevos/ 3 comments

Los Bundt Cakes suelen ser bizcochos grandes con un agujero en el centro, de miga más compacta, con el exterior crujiente y horneado en un molde de Bundt.

 

Hoy en día los más conocidos son los moldes de la marca Nordic Ware, que están hechos en aluminio fundido tienen un agujero en el centro o chimenea que hace que el calor se distribuya por igual, consiguiendo una cocción uniforme. También pueden hacerse en moldes de cerámica esmaltada, pero no es lo habitual.

A la hora de hacer un Bundt Cake debemos  tener  todos los ingredientes a temperatura ambiente. Conviene que la mantequilla la saquemos unos 30-40 minutos antes, ¡pero nunca debemos calentarla si se nos olvidó sacarla! Los huevos los podemos sumergir en agua tibia, pero no caliente, no se trata de cocinarlos.

Debemos tener todos los ingredientes pesados, de esta manera también podremos comprobar que no nos falta ninguno y no nos quedemos colgados con la receta una vez que la hayamos empezado. Es importante leerse la receta ya que nos ayudara a organizarnos el trabajo.

Cuando en una receta las cantidades no vengan especificadas en gramos o mililitros, si no en cuchara (tbsp), cucharilla (tsp) o tazas (cup), no se refieren a las tazas o cucharas que podemos tener en casa para uso habitual, si no a las de medida americana. Son cantidades completamente distintas tanto en peso como volumen y una mala medición de los ingredientes nos puede llevar a arruinar el Bundt Cake. En la foto de abajo os muestro a las que me refiero.

 

Engrasamos el molde utilizando un spray desmoldante, aceite o mantequilla fundida extendiéndola con un pincel para asegurarnos que todo el interior está bien engrasado. Hay gente que después lo cubre con una capa muy fina de harina, pero a mí personalmente no me gusta ya que al desmoldarlo queda una pequeña costra de harina cocida alrededor.

 

Empezaremos tamizando todos los ingredientes secos, la harina, la sal, el bicarbonato y/o la levadura según lo que nos indique la receta, el cacao, canela… Es superimportante respetar las cantidades de bicarbonato y levadura. No porque le pongamos más nos va a quedar más esponjoso, todo lo contrario, las burbujas crecerán más de la cuenta y al chocar entre ellas se romperán haciendo que el bizcocho quede más compacto. Si por el contrario nos quedamos cortos en las cantidades, la masa no subirá y quedará apelmazada.

El siguiente paso es el batido de la mantequilla con el azúcar, yo lo hago con el globo de la Kitchen Aid (o las varillas de la batidora) consiguiendo que se creen unas burbujas de aire al chocar los cristales del azúcar con la mantequilla que ayudaran a que suba el Bundt. Dejaremos de batir cuando observemos que la mantequilla tiene una textura esponjosa,  haya blanqueado y aumentado su volumen. Este proceso nos puede llevar unos 3-4 minutos.

 

Después se ponen los huevos de uno en uno y no se echa el siguiente hasta que el anterior esté bien incorporado. A mí me gusta echarlos antes en una taza o bol para comprobar que están bien, ya que si lo ponemos directamente en la mezcla del azúcar y la mantequilla y nos sale uno en mal estado o nos cae un trozo de cáscara, no podremos retirarlo y nos echará a perder la mezcla.

En este momento es cuando echamos la vainilla, esencia, concentrado de frutas…o el gusto que le queremos dar al Bundt.

El siguiente paso es añadir alternando los ingredientes secos que tenemos tamizados con  los líquidos, para ello cambiaremos el globo o las varillas de la batidora por la pala. Si se fuese a hacer a mano este paso se hará con una espátula dura con movimientos envolventes.

Al alternar la harina con los ingredientes líquidos conseguimos que nos cueste menos incorpora la a la mezcla, así evitaremos un exceso de batido y que se empiece a desarrollar el gluten. Si esto ocurriera nos quedaría un bizcocho correoso. Siempre empezaremos y terminaremos con la harina que se echará en tres veces y los líquidos en dos. Siguiendo el siguiente esquema: 1/3 harina – ½ líquidos – 1/3 harina – ½ líquidos – 1/3 harina, no hace falta pesarlo, lo podemos hacer a ojo.

 

A la hora de echar la mezcla en el molde es recomendable que se haga todo por el mismo sitio, dejando que la masa se vaya extendiendo ella por si sola. Así no quedarán zonas de aire que después del horneado se transformarán en zonas huecas. De todos modos para asegurarnos de que esto no pasa, pondremos un paño sobre la encimera y golpearemos el molde suavemente 3 o 4 veces sobre este.

Hay que tener en cuenta que las masas preparadas con levadura no necesitan ser horneadas inmediatamente, ya que está no se activará hasta entrar en contacto con el calor del horno. Pero si utilizamos bicarbonato sódico, tenemos que tener en cuenta que este empieza a hacer efecto en la masa al entrar en contacto con los líquidos, de ahí que tengamos que meterla en el horno una vez que esté preparada. Si esperamos a hornearla, las burbujas comenzarán a desarrollarse y a romperse y al meterlo en el horno no subirá y quedará un Bundt compacto.

El horno tiene que estar precalentado según la temperatura que indique la receta, lo normal es entre 170º – 180º C con calor arriba y abajo. Es recomendable tener un termómetro de horno  y es que muchas veces estos no cogen la temperatura que marca el termostato, de esta forma nos aseguramos que cuando metemos el molde en el horno este tiene la temperatura óptima.

El molde lo posicionaremos en el centro del horno, siempre sobre la rejilla para que el calor pueda circular por todo el horno de forma uniforme y también pueda pasar por la chimenea o agujero del molde.

 

Nunca se debe de abrir la puerta del horno hasta que no hayan pasado por lo menos 25 –30 minutos de la cocción o se nos vendrá abajo. Un truquillo que a veces hago, es que si veo que por arriba  se está haciendo costra y por lo menos nos quedan 15 minutos de cocción es ponerle un trozo de papel de aluminio encima y así evito que se queme la parte superior. Pero recordad… ¡Nunca abridlo antes de 25 minutos!

Pasado el tiempo de horneado que indique la receta, sabremos que está bien cocido cuando observemos que el bizcocho se empieza a despegar de las paredes del molde y que al pincharlo con una aguja o tester, este salga limpio y sin restos de migas. Si se ha formado costra en la superficie, debemos mover el tester ligeramente haciendo círculos pequeños para que al sacarlo de dentro, la costra no haga de tope y lo limpie haciéndonos pensar que está bien cocido.

Al sacarlo del horno se colocará sobre una rejilla y esperaremos 10 minutos para proceder a desmoldarlo. Si lo dejamos menos corremos el riesgo de que se rompa y si lo dejamos más tiempo, el propio calor del bizcocho produce una humedad que queda atrapada entre el molde y el Bundt haciendo que este se humedezca y no quede con la textura apropiada.

 

Con la ayuda de un paño de cocina o unas manoplas para no quemarnos, moveremos el molde con ligeros movimientos a los lados y arriba y abajo. Mientras hagamos esto, notaremos como se mueve el Bundt dentro. Entonces colocaremos la rejilla sobre él y le daremos la vuelta para desmoldarlo. ¡Este es el momento en el que peor lo paso…! Con cuidado levantaremos el molde y lo dejaremos enfriar completamente sobre la misma rejilla.

 

¡Y ya tenemos nuestro Bundt Cake perfecto!

Share this Post

3 Comments

  1. Eres una auténtica maestra en hacer Bund Cakes.
    Nos has dado una lección magistral.
    Gracias

  2. Muchas gracias por. La. Máster class y por la receta me encanta yo hago muffins de speculos esta la Voy a probar 😘😘😘

    1. Hola Montse!! Perdona por la tardanza en contestarte… Me alegro que te sirvan los consejos que doy para la elaboración de tus bizcochos y bundts cakes. Y con respecto a los muffins de speculoos tienen que estar deliciosos. Me podrías pasar la receta? Me encantaría poder hacerlos. Besotes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.