Dulces embrujados/ noviembre 22, 2019/ blog, Bollos y Masas, Posts Nuevos/ 0 comentarios

Hoy os traigo una coca de calabaza y chocolate que en casa ha triunfado.

 

Es ligera y esponjosa con la ventaja que aguanta perfectamente bien tapada hasta 6 días sin que se seque, más no os puedo decir ya que no nos ha durado más tiempo para poder comprobarlo.

Pensaréis que… ¡¡madre mia!! que pesada, otra vez la calabaza, pero como ya os conté me vine arriba hace unas semanas comprando calabaza y tenia excedentes…

Como la corte en trozos y la metí en el congelador, según he ido necesitando la he sacado. De esta manera, la calabaza aguanta y está perfecta para cuando la necesitéis.

 

Ingredientes

3 Huevos L a temperatura ambiente

300g de Azúcar demerara (en su defecto azúcar moreno o panela)

210 g de Aceite de oliva virgen extra suave (variedad hojiblanca)

180 g de Puré de Calabaza

125 g de Yogur griego a temperatura ambiente

300 g de Harina de repostería

2 parejas de Sobres de Gaseosas o 15 g de Levadura

25 g de Cacao en polvo sin azúcares añadidos.

Azúcar para espolvorear por encima.

 

Elaboración

Encendemos el horno calor arriba y abajo a 180º C.

En un recipiente apto para microondas, ponemos la calabaza troceada, tapamos con un film y ponemos 12 minutos a potencia máxima. Para obtener 180 g de puré de calabaza necesitaremos unos 300g en crudo. Cuando esté blanda, la pasamos por la batidora y la colocamos en un colador para eliminar el exceso de agua y que se enfrie.

En un molde rectangular de 32 x 22  lo untamos con un poco de aceite. Cogemos un papel de hornear, lo mojamos, lo escurrimos bien y lo ponemos sobre el molde adaptándolo bien a las paredes. Como está mojado y le hemos puesto el aceite se quedará bien ajustado sin problema.

En un bol, tamizamos la harina junto con los sobres de gaseosas (o la levadura) y reservamos.

 

Echamos los huevos con el azúcar en el bol de la Kitchen Aid o batidora de varillas. Batimos (con el globo puesto) a velocidad media – alta para ir subiendo progresivamente hasta llegar a alta.

Cuando hayan espumado, blanqueado y triplicado volumen, bajamos la velocidad a baja e incorporamos el aceite lentamente.

Una vez integrado el aceite cambiamos el globo por la pala y añadimos la calabaza cocida, mezclándolo a velocidad media – baja.

Echamos la mitad de la harina tamizada y mezclamos a velocidad baja. Añadimos el yogur griego, mezclamos y finalmente echamos la harina que nos queda y volvemos a mezclar lo justo para que se integre.

Dividimos la masa en dos y en una de las dos mitades ponemos el cacao tamizado.

Echamos en el molde que hemos preparado con el papel de hornear la masa con el cacao y cubrimos por encima con la masa que nos queda sin cacao.

Espolvoreamos toda la superficie con azúcar blanquilla y metemos al horno en posición media.

Horneamos durante unos 25 minutos, hasta que observemos que está doradita y al pincharlo con un tester sale limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en su totalidad dentro del molde sobre una rejilla.

 

Una vez fría, desmoldamos y lista para disfrutar en la merienda o el desayuno!!!!

Besotes.

Mónica

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.