Dulces embrujados/ octubre 31, 2019/ blog, Dulces Tradicionales, Posts Nuevos/ 0 comentarios

Puesto que mañana es el día de todos los Santos y uno de los postres típicos son los buñuelos, hoy os traigo unos buñuelos de calabaza que seguro que van a triunfar!!

Y por qué de calabaza? Pues muy sencillo…

Yo, cuando voy a la compra, calculando cantidades soy muy mala… si compro fruta, carne, pescado o lo que sea, soy de las pide por unidades, tres tomates, 4 naranjas, 4 filetes… no se calcular el peso!

El caso es, que el otro día cuando fui a la frutería con intención de comprar calabaza para hacer una crema, me sacaron una que medía más de un metro… y me dice el frutero que le marque cuanta quiero. Y yo que sé cuanta quiero!!!

Pues ahí que puse yo mi dedo sin tener ni idea de lo que podía ser y claro, me lleve solo 2 kilos y medio de calabaza!!!

Por supuesto que después de hacer la crema aún me quedaba mucha a la que tenía que dar salida, así que se me ocurrío que en las fechas que estabamos que mejor que unos buñuelos de calabaza.

La receta la había visto hace tiempo en el blog de Júlia y sus recetas y con alguna modificación (aunque poca) me he animado a hacerlos. Os puedo asegurar que han quedado buenisimos y muy esponjosos y nada complicados de hacer.

Ingredientes

220 g de Puré de Calabaza (en crudo unos 400g)

80 g de agua de cocer la calabaza

2 Huevos L

200 g de Harina

25 g de Azúcar

1 cucharadita (tsp) de levadura en polvo

Una pizca de sal

Ralladura de una Naranja

Canela en polvo, azúcar para rebozar y azúcar glass para espolvorear.

Aceite de girasol para freir

Elaboración

En un cazo, ponemos la calabaza a cocer. Cuando esté blandita la escurrimos y guardamos el agua de cocerla. La trituramos y ponemos en un colador para que escurra el exceso de agua.

Por otro lado separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve con la batidora de varillas y reservamos.

En un bol ponemos la harina, la levadura, la sal, el azúcar, la ralladura de naranja y las yemas de los huevos y mezclamos. Vamos incorporando el agua poco a poco hasta que tengamos una mezcla homogénea. Podéis utilizar el agua que ha resultado de cuando pusimos a escurrir la calabaza en el colador y si no tenéis suficiente completáis con el agua que guardamos de la cocción.

Añadimos el puré de calabaza y mezclamos.

Para que os quede la mezcla sin grumos pasamos por la batidora.

Incorporamos las claras de huevo montadas a punto de nieve con movimientos envolventes.

En una sartén, echamos el aceite de girasol y ponemos a calentar a fuego medio – alto. Cuando esté caliente, vamos echando porciones de masa ayudándonos con dos cucharas, no importa que no queden bolas perfectas, os aseguro que el resultado va a estar igual de bueno. Nos ayudamos con un tenedor para darles la vuelta y cuando estén bien hechas las pasamos a un papel absorbente.

Os recomiendo que abráis a primera al sacarla para ver si está bien hecha por dentro y así el resto os queden en su punto.

Para finalizar rebozamos los buñuelos por una mezcla de azúcar y canela o espolvoreamos con azúcar glas por encima, eso ya os lo dejo a vuestra elección, va en gustos!!!

Besotes.

Mónica

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.