Dulces embrujados/ octubre 1, 2019/ blog, Dulces Tradicionales, Posts Antiguos/ 1 comentarios

Hace justo un año, os ponía en el blog la receta de una Charlotte de frutos rojos y chocolate, entonces os prometí la receta de los bizcochos de soletilla.

Y como lo prometido es deuda, un año después os la dejo.

Pensaréis que no tengo vergüenza después de un año, pero como ya os he dicho otras veces, mi lista de espera reposteril es tan amplia que siempre anteponía otra cosa a los bizcochos.

Y la verdad, con lo fáciles y rápidos que son de hacer también los podía haber hecho antes. Pero bueno … más vale tarde que nunca.

Los bizcochos de soletilla son geniales para hacer una Charlotte , un tiramisú, un flan, para acompañar la merienda con un chocolate o con cualquier postre que se os ocurra ya que casan muy bien con todo.

¿Os animáis a hacerlos?

Ingredientes

(Para unos 30 bizcochos)

4 Huevos L

120 g de Azúcar

80 g de Harina de Repostería

40 g de Maicena

Azúcar glass

Elaboración

Encendemos el horno calor arriba y abajo a 180 º C.

Preparamos dos bandejas de horno con papel de hornear (o papel sulfurizado).

Separamos las claras de las yemas.

En el bol de la Kitchen Aid con el globo puesto (o con la batidora de varillas) echamos las claras de huevo y las montamos hasta que tengan un punto firme. Empezamos a velocidad baja para que vayan formando burbujitas pequeñas, así tendrán más firmeza una vez montadas, e iremos subiendo progresivamente la velocidad. Pasamos las claras a otro bol y reservamos.

Ahora, ponemos en el bol las yemas de huevo con el azúcar y con el globo puesto, empezamos a batir a velocidad media para ir subiendo progresivamente hasta que monten las yemas y blanqueen.

Añadimos la harina junto con la maicena tamizadas y mezclamos a velocidad baja hasta que estén incorporadas las harinas.

Echamos las claras montadas a la mezcla de las yemas, con movimientos envolventes de arriba abajo para evitar que se bajen las claras, mezclamos hasta tener una crema uniforme.

Pasamos la crema a una manga pastelera y sobre las bandejas que teníamos preparadas, hacemos tiras de unos 3 cm de ancho y 8 de largo dejando unos 2 dedos de separación entre una y otra.

Espolvoreamos con azúcar glass por encima y metemos al horno previamente calentado en posición media durante unos 13 minutos aproximadamente. Hasta que observemos que cogen un ligero toque dorado.

Una vez fríos, despegamos con cuidado del papel ayudándonos con un cuchillo o una espátula.

Para conservarlos, metedlos en un recipiente hermético reservándolos del aire y así mantenerlos lo más tiernos posible.

¿Y vosotros con que los vais a acompañar?

¡¡Nosotros, con un buen chocolate a la taza!!

Besotes.

Mónica

Compartir esta entrada

1 Comentario

  1. Hola Mónica!! Me voy a animar con los soletillas… Tienes unas recetas increíbles y me apetecen todas!! Por cierto el horno para los bizcochos, precalentado a 180°?? Gracias por todo!

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.