Dulces embrujados/ junio 17, 2019/ blog, Bollos y Masas, Posts Antiguos/ 1 comentarios

Seguramente que alguna vez habéis comido el bizcocho que se hace con las medidas de un vaso de yogur.

 

Yo recuerdo cuando era pequeña que ese era el que hacía mi madre muchos fines de semana para desayunar y de él hacía distintas versiones. Unas veces le echaba ralladura de naranja, otras de limón, otras le ponía cacao a la mitad del bizcocho haciendo efecto marmolado… cuando lo hacía así a mí me fascinaba, eso de ver las distintas formas que adoptaba la masa de cacao según el corte que pillara y era tan inocente que pensaba que era mi madre la que hacia las formas a propósito.

El caso es que la última vez que fui al pueblo, haciendo revisión de las cosas que tienen mis padres en el trastero me encontré con el molde que utilizaba ella para hacer ese bizcocho, así que la llamé por teléfono y le pedí permiso para traérmelo a Madrid .

Una vez en Madrid, me contó que en realidad no es un molde, que era una antigua cazuela que ella utilizaba para hacer los bizcochos, pero que bizcochos tan buenos le salían!!!

El molde es enorme, sale un bizcocho de un tamaño importante (hay que tener en cuenta que en casa estábamos 6 y de ahí sale un bizcocho de 6 huevos), así que la receta que os pongo la he ajustado para un molde de 23 cm con chimenea o uno de bundt cake de 9 tazas.

Aquí os dejo la receta con mi versión del bizcocho tradicional de yogur, yo le he querido poner un almíbar de limón por encima estando aún en caliente para darle más sabor, pero eso es opcional ya que la receta original no lo lleva.

 

Ingredientes

(para un molde de 23cm con chimenea)

1 Yogur natural o de limón (yo usé griego)

1 medida de yogur de Aceite oliva virgen  extra variedad Hojiblanca

2 medidas de yogur de Azúcar

3 medidas de yogur de Harina

16 g de Levadura (un sobrecito)

3 Huevos L

Ralladura de 1 Limón

Zumo de ½ Limón

Almíbar (opcional)

Zumo de ½ Limón

30 g de Azúcar

40 ml de Agua

 

Elaboración

Encendemos el horno a 180º C con calor arriba y abajo.

Engrasamos el molde que vayamos a utilizar.

Mezclamos el yogur con el zumo de limón y reservamos.

Tamizamos la harina con la levadura.

En el bol de la Kitchen Aid ponemos la ralladura de limón y el azúcar y con la pala puesta mezclamos durante un par de minutos a velocidad baja. Con esto conseguimos que la ralladura de limón suelte sus aceites y se potencie el sabor.

 

Cambiamos el accesorio de la pala por el globo, echamos los huevos y batimos a velocidad alta durante unos 5 minutos hasta que haya espumado y triplicado de volumen.

A velocidad baja incorporamos el aceite poco a poco en chorro fino y no dejamos de batir hasta que esté completamente integrado.

Volvemos a cambiar el globo por la pala y añadimos la mitad de la harina. Mezclamos a velocidad media-baja, incorporamos el yogur con el zumo de limón y mezclamos. Terminamos echando la mitad de la harina que nos queda y mezclamos lo justo para que se incorpore. No debemos pasarnos con el batido de la harina para que no quede compacto.

Echamos la masa en el molde que hemos preparado y metemos al horno precalentado en posición media durante unos 40 minutos, hasta que observemos que se dora, se empieza a separar de las paredes y al pincharlo con un tester sale limpio.

 

Mientras se hornea el bizcocho preparamos el almíbar que le echaremos por encima. Para ello ponemos en un cazo el zumo de limón, el agua y el azúcar y dejamos hervir un par de minutos a fuego medio.

Cuando el bizcocho ya esté horneado, lo sacamos del horno y ponemos sobre una rejilla. En caliente, extendemos con la ayuda de una brocha la mitad del almíbar empapándolo todo bien.

Pasados 10 minutos desmoldamos dejándolo sobre la rejilla del revés y empapamos con el resto del almíbar.

Dejamos enfriar por completo.

 

Espero que os guste mi versión del bizcocho tradicional de toda la vida, a mi madre le ha encantado!!

Besotes.

Mónica

Compartir esta entrada

1 Comentario

  1. Hola Mónica, acabo de sacar de hormo el bizcocho de tu receta, aunque con alguna modificación ya que no tenía yogures y le he puesto un vaso de leche.
    Y ha quedado súper esponjoso.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.