Sobre mi

 

¡Hola! Soy Mónica, enfermera de profesión, madre de una preadolescente de 11 años, un niño de 8 y repostera en los ratos libres.
Hasta hace 6 años, siempre había pensado que mi vocación era la enfermería, pero de manera casual caí en este mundo de la repostería que ahora es mi perdición, así que he descubierto que mi vocación es la repostería…. O lo mismo es que se pueden tener dos vocaciones!!!

¡Bienvenidos a Dulces Embrujados!

Espero no decepcionaros y estar a la altura con mis recetas. ¿Empezamos?