Pestiños de miel

Dulces embrujados/ marzo 27, 2018/ Categorías, Dulces Tradicionales, Posts Nuevos/ 0 comments

Los pestiños son unos de los dulces tradicionales de la Semana Santa de Andalucía.

 

Su historia se remonta a la antigua Roma, en la que se hacían como ofrenda al dios Sileno.

La primera referencia literaria se encuentra en la obra La Lozana andaluza (1582) de Francisco Delicado, en la que es mencionado como parte del extenso repertorio culinario que hacia protagonista.

En 1605, lo menciona Miguel de Cervantes en la obra más destacada de la literatura española El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. En 1791 es mencionado en el sainete anónimo Los Locos de Mayor Marca. Y en 1874 en El sombrero de tres picos de Pedro Antonio de Alarcón se hacía referencia a la comida que el molinero ofrecía a los personajes de alcurnia que visitaban su molino por Pascua.

 

Así que si salen en todas estas conocidas obras literarias (y más que no he mencionado), será por algo, no? Y yo creo que se por qué…Están buenísimos!!!

Si os gusta la miel, esta es vuestra receta. No llevan ningún aporte más de azúcar salvo el de la miel y el gusto a canela, ajonjolí y matalaúva hace que sean una delicia.

Como curiosidad, hasta el siglo XVI los pestiños  eran fritos por los cristianos en manteca de cerdo, ya que el aceite se consideraba alimento de los judíos, y es que su religión les prohibía consumir cerdo y sus derivados.

 

Ingredientes

200 g de aceite de oliva virgen suave (hojiblanca o arbequina)

40 ml de anís dulce

60 ml vino dulce

400 g de harina de fuerza

150 g de harina normal

1 cucharita de canela

1 cucharita de matalaúva (anís en grano)

Piel de ½ naranja

Piel de ½ limón

50 g de zumo de naranja

Ajonjolí tostado (sésamo)

Una pizca de sal

Aceite de oliva suave (para freír, o también puede ser de girasol)

400 g de miel

50 ml de agua

 

Elaboración

En una sartén echamos el aceite de oliva, la cascara de naranja, la de limón, el anís en grano y ponemos a calentar a fuego medio, cuando empiece a hervir retiramos del fuego y dejamos que se enfríe. Una vez que esté frio retiramos las pieles de naranja y limón.

En un bol ponemos los dos tipos de harina, el anís dulce, el vino dulce, el zumo de naranja, la canela. La sal y el aceite con el anís en grano. Mezclamos con una cuchara de palo y cuando ya no podamos manejarla con ella amasamos sobre una superficie lisa. Si queremos que coja más noche).

Estirados la masa con un rodillo dejándola muy fina y con un cortapastas  circular (de 5 cm para que salgan pequeñitos) cortamos círculos.

 

Una vez tenemos cortados los círculos, doblamos un lateral hacia el centro, el otro lateral también lo doblamos solapándolo con el primero. Apretamos un poco en el centro para que no se abran al freírlos. Hacemos esto con toda la masa.

En una sartén honda echamos abundante aceite de oliva suave (también podéis usar de girasol que no aporta sabor) y ponemos a calentar a fuego medio – fuerte. Cuando ya esté caliente vamos friendo los pestiños (tienen que flotar en el aceite, si se van al fondo hay que dejar que se caliente más) una vez dorados, los pasamos a un papel absorbente para que recoja el exceso de aceite.

 

Solo queda enmelarlos…En un cazo pequeño y alto, ponemos la miel y el agua y calentamos a fuego medio hasta que se diluya por completo. Echamos los pestiños por tandas, dejamos que se impregnen y los sacamos a un plato. Espolvoreamos el sésamo tostado por encima y listo!!

 

No os voy a mentir, tienen trabajo ya que hay que estar haciéndolos uno a uno, pero son muy fáciles de hacer y quedan para chuparse los dedos!!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*