Macarons de merengue suizo y curd de arándanos

Dulces embrujados/ marzo 19, 2018/ Categorías, Macarons, Posts Nuevos/ 2 comments

Se supone que mañana entra oficialmente la primavera… pero vamos, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Lo dicen los meteorólogos y tendremos que creerles pero primavera, lo que se dice primavera aquí no ha llegado. ¡¡¡Si tenemos medio país con nieve!!!

El caso es que Isa Macs  una maestra de los macarons nos ha propuesto en Instagram celebrar la llegada de la primavera llenando todo de macarons coloridos. Y como yo me apunto a un bombardeo pues ahí que me he puesto a prepararlos.

Esta vez, los he hecho con merengue suizo según la receta que me pasó Isa. Son más rápidos de hacer que los de merengue italiano, pero el tiempo de secado antes del horneado es un poco mayor.

Y como aquí no se tira nada, con las yemas que me quedaron de hacer los macs, he preparado un curd de arándanos que aunque esté feo que lo diga… ¡esta de rechupete!

Ingredientes

Para los macarons

(Unos 20 macarons, 40 coquilles)

60 g de harina de almendra

60 g de azúcar glass (no vale hecho en casa)

60 g de claras de huevo (NO pasteurizadas)

50 g de azúcar

Una pizca de sal

Colorante (opcional)

Para el curd de arándanos

100 g de arándanos

1 cucharada de azúcar

3 yemas de huevo L

1 cucharada (tbsp) de zumo de limón

50 g de mantequilla

40 g de azúcar

Elaboración

Macarons

En un bol tamizamos la harina de almendra y el azúcar glas varias veces y reservamos.

Para hacer el merengue suizo,  ponemos en un cazo al baño maría  las claras de huevo frescas con el azúcar granulado y movemos continuamente con las varillas sin que pase de 55 º C hasta que esté completamente disuelto el azúcar. Si lo tocamos con el dedo no tenemos que notar los granos.

Lo pasamos al bol de la Kitchen Aid (o batidora de varillas) y montamos el merengue hasta que quede firme. En este paso es cuando debemos añadir el colorante si es que lo vas a poner. Mientras se monta el merengue, este se irá enfriando.

Ahora vamos a hacer el macaronaje, para ello cogemos la harina de almendra y el azúcar glass que hemos tamizado y echamos la mitad del merengue mezclándolo un poco con ayuda de una espátula dura. Incorporamos el merengue que queda mezclando con movimientos envolventes hasta conseguir punto de cinta (cuando levantamos la espátula caerá como si fuera una cinta deslizándose lentamente y sin romperse).

Ponemos la masa en la manga pastelera con una boquilla ancha y escudillamos sobre la bandeja del horno preparada con teflón (o papel sulfurizado) formando huevitos de unos 3,5 cm de diámetro (si lo prefieres los puedes hacer circulares).

Cuando ya estén escudillados los macarons, golpeamos la bandeja sobre un paño en la superficie de trabajo un par de veces, de esta manera se extenderán levemente.

Dejamos secar los macarons a temperatura ambiente unos 20 – 30 minutos, el tiempo depende de la temperatura y la humedad que haya en la habitación. Estarán listos para hornear, cuando al tocar la superficie del macaron no se quede pegada la masa al dedo.

Metemos  en el horno previamente calentado a 140 º C calor arriba y abajo en posición media y los dejamos unos 13 – 14 minutos. Sabemos que ya están, al abrir la puerta del horno y mover uno suavemente con el dedo y no se tambalee. No se tienen que dorar. Sacamos la bandeja y la dejamos enfriar.

Cuando estén fríos, los ponemos en un recipiente hermético dejamos en el frigorífico hasta el día siguiente. Así ganaran consistencia y textura.

Curd de arándanos

Echamos en un cazo los arándanos, la cucharada de azúcar y ponemos a fuego medio. Dejamos que vaya cociendo mientras removemos y vamos aplastando para que vayan soltando el jugo los arándanos. Cuando ya está todo bien mezclado dejamos que continúe cociendo unos 2 minutos más mientras seguimos moviendo, así evitaremos que se pegue y se queme el azúcar.

La mezcla resultante  la pasamos por un colador, apretaremos bien para aprovechar el máximo y desechamos las pieles y pepitas reservando el puré que ha salido.

Ponemos un cazo al baño maría  y fundimos la mantequilla con los 40 g de azúcar removiendo con las varillas sin parar hasta que esté completamente deshecho el azúcar.

Incorporamos el zumo de limón, el puré de arándanos y las yemas de los huevos. Seguimos moviendo continuamente con las varillas hasta que veamos que ya ha espesado. Tened en cuenta que según se vaya enfriando se espesará más.

Lo pasamos a un bol y dejamos enfriar a temperatura ambiente tapándolo con un film a piel, una vez frio lo conservaremos en la nevera en un recipiente hermético.

Montaje

Sacamos el curd de arándanos de la nevera y lo pasamos a una manga pastelera preparada con una boquilla pequeña.

Cogemos un macaron, le ponemos el curd encima y tapamos con otro macaron. Y así con todos.

Si no los vamos a consumir en el momento los guardamos en el frigorífico y los sacamos media hora antes de comerlos.

 Estos son mis macarons de primavera… Que aunque no lo parezca…

¡La primavera ha venido y nadie sabe cómo ha sido!

2 Comments

  1. Soy isabel Sanchez Moran del FB Claudia y Julia: Ya te comentaba que te tengo en favoritos. Me ha encantado el curd de arándanos. Yo lo hago siempre de cítricos, pero este me parece muy original y muy rico. también me gusta mucho trabajar con el merengue suizo, me resulta cómodo y queda muy brillante y durito.
    Gracias por las recetas. Un beso

    1. Gracia a ti Isabel por tu comentario. No sabes lo que me alegra que te guste el blog. También tienes publicados un curd de frutos rojos y otro de mandarina que están de rechupete. Espero que te sigan gustando mis recetas y no defraudarte. Besotes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*