Cinnamon Rolls de galletas de leche malteada

Dulces embrujados/ enero 3, 2018/ blog, Categorías, Galletas, Posts Antiguos/ 0 comments

Hace tiempo curioseando en internet, me encontré con unas galletas que me llamaron la atención. Tenían una pinta estupenda y el solo hecho de que llevaran canela, las hacía más apetitosas todavía.

Se trataba de los clásicos Cinnamon Rolls americanos pero en versión galletil.

 

El caso es que esa receta estaba hecha con galletas de mantequilla y se me ocurrió que si las hacía con las galletas de leche malteada que yo hago tenían que estar de muerte!!!

¡Así que me puse manos a la masa y los resultados no me defraudaron ni un poquito!

Ingredientes 

Para unas 25 galletas

Para la masa de la galleta

130 g de panela (podemos usar también azúcar moreno)

125 g de mantequilla a temperatura ambiente

1 huevo

300 g de harina

3 cucharitas (tsp) de polvo de leche malteada

1 cucharita (tsp) de canela en polvo

Para el relleno

20 g de mantequilla

50 g de azúcar moreno

1 cucharita (tsp)de canela

Para el glaseado

50 g de mantequilla a temperatura ambiente

80 g de Queso crema

130 g de azúcar glass

1 cucharada (tbsp) de leche

 

Elaboración

Ponemos en el bol de la batidora de varillas (Kitchen Aid –K.A) la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar panela y batimos con el globo a velocidad media-alta hasta que obtengamos una mezcla esponjosa.

Añadimos el huevo también a temperatura ambiente y batimos hasta que se incorpore completamente.

Cambiamos el globo de la K.A. por la pala y ponemos la harina tamizada junto con la canela y los polvos de leche malteada. La incorporamos en varias veces y mezclamos hasta que la masa sea homogénea.

Sacamos la masa del bol y sobre la encimera la amasamos un poco hasta que esté todo bien ligado (no hace falta mucho).

 

Dividimos la masa en dos partes iguales y la estiramos con el rodillo sobre un film transparente o papel de hornear haciendo un rectángulo de unos 35 x 22 cm aproximadamente y ½ cm de espesor. Lo cubrimos con un film para que no se seque la masa y la metemos en la nevera. De esta manera se endurecerá un poco y nos será más fácil enrollarla, pero no debemos dejar que se endurezca mucho porque si no se romperá. Repetiremos la misma operación con el otro trozo de masa que tenemos.

Una vez que ya está la masa más firme, untamos cada una de las planchas con la mantequilla que tenemos reservada para el relleno como si fuese una tostada. Hacemos una mezcla con el azúcar moreno y la canela y la extendemos por encima de las planchas que hemos untado con la mantequilla de manera uniforme.

Ahora ayudándonos del film sobre el que está la masa vamos a ir enrollándola sobre si misma hasta formar un rulo, el cuál haremos rodar sobre la encimera para que quede más apretado y redondito. Envueltos en film transparente los metemos en la nevera por lo menos una hora para que se endurezca, ya que la masa se habrá ablandado con el calor de las manos en la manipulación.

Cuando ya estén fríos los rulos los cortaremos en discos de 1 cm y ½ de espesor y con la ayuda del rodillo los aplastaremos un poco para que queden más grandes y finos. Además de esta manera si no estaba bien apretado el rulo conseguiremos que quede sellada la galleta.

 

Colocamos los discos sobre la bandeja del horno preparada con papel de hornear y los metemos al horno previamente calentado a 180º calor arriba y abajo o 170º con aire. El tiempo de horneado será de unos 13-15 minutos, Tened en cuenta que esta masa es más oscura de lo habitual (por la panela) con lo que las galletas tendrán un color más oscuro una vez horneadas.

Cuando las saquemos del horno las dejamos enfriar en la bandeja y luego las pasaremos a una rejilla para que terminen de enfriarse.

Ahora vamos a preparar el glaseado, para ello en el vaso de la batidora ponemos el queso crema, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar glas y la leche y batimos hasta obtener una mezcla homogénea.

Metemos el glaseado en un biberón o en una manga pastelera con una boquilla del 3 o del 4 e iremos echando la glasa haciendo líneas irregulares  y sin orden sobre las galletas. Dejamos que la glasa se solidifique y ya tenemos nuestros “Cinnamon Rolls” de galleta listas para comer.

 

¡¡Espero que os gusten tanto como a mí!!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*