Bundt Cake de Miel y Limón

Dulces embrujados/ noviembre 8, 2017/ blog, Bundt Cakes, Categorías, Posts Antiguos/ 3 comments

Hace unos días una amiga me preguntó si tenía alguna receta de algún dulce que llevase miel. Su padre se la traía del pueblo y tenía un excedente de stock. Encima tratándose de una miel de pueblo, sin pasar por todos los procesos a los que es sometida la que compramos en el supermercado  razón de más para buscar una buena receta.

En casa siempre tengo miel y es que cada vez que voy al pueblo me vengo con varios botes. De este modo tengo para todo el año, ya que tanto a mis hijos como a mí nos gusta desayunar todos los días un Cola Cao con media cucharadita de miel.

Y diréis… ¡Madre mía, Cola cao con miel, que dulce! Pero digo yo… ¿No hay gente que se echa azúcar? ¡Pues nosotros miel! Además, así mantenemos los refriados a raya.

Me puse a investigar en internet y como no… llegué a uno de mis blogs favoritos “I love Bundt Cakes” y por supuesto tenían una receta de un Bundt con miel y es que lo que no tengan estas chicas…

Así que empecé experimentar mi propia versión del Bundt de ellas antes de pasárselo a mí amiga y además mataba dos pájaros de un tiro. Y es que el 15 de Noviembre es el National Bundt Cake Day que I love Bundt Cakes lo celebra junto con Claudia y Julia así que qué mejor que hacer una versión de uno de ellas para celebrarlo.

Dicho todo esto, vamos a ponernos con el Bundt que veo que no empezamos…

Ingredientes

Para el bundt

180 ml de aceite de oliva suave

220 g de azúcar mascabado (o moreno en su defecto)

225 g de miel

360 g de harina

3 huevos ( a temperatura ambiente)

240 ml de buttermilk (240 ml de leche entera y una cucharada (tbsp) y ½ de zumo de limón)

1 cucharada (tbsp) de canela

1 cucharita (tsp) de sal

1 cucharita (tsp) de bicarbonato sódico

1 cucharita (tsp) de levadura

Ralladura de 1 limón

Para el limón confitado

1 limón

Agua (según el peso del limón)

Azúcar (según el peso del limón)

 

Elaboración

Lo primero que haremos es precalentar el horno a 180º C calor arriba y abajo y engrasaremos el molde elegido.

Preparamos el buttermilk si no lo hemos comprado hecho,  para ello pondremos  la leche entera y el zumo de limón y lo dejaremos reposar 10 minutos sin mover. No os asustéis si cuando lo vayáis a usar tiene aspecto de leche cortada, es que es así.

Tamizamos la harina junto con la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal y reservamos.

En el bol de la Kitchen Aid (o batidora de varillas) con el accesorio del globo puesto, echamos el aceite y el azúcar mascabado y batimos durante 3 minutos a velocidad media alta

Ponemos los huevos de uno en uno sin agregar el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado.

Echamos la miel y la ralladura de limón y batimos bien.

En este punto, cambiamos el globo de la batidora por el accesorio pala, cogemos la harina que teníamos tamizada junto con el resto de los ingredientes secos y la vamos añadiendo a la masa alternándola con el buttermilk. Echaremos la harina en tres veces y el buttermilk en dos del siguiente modo: harina 1/3, buttermilk ½, harina 1/3, buttermilk ½ y terminaremos con el 1/3 de harina que nos queda.

Hay que mezclarlo bien pero sin pasarnos con el batido, así evitamos que el gluten empiece a desarrollar y quede un Bundt Cake compacto.

Echamos la mezcla resultante en el molde que tenemos engrasado y metemos en el horno precalentado en posición central sobre la rejilla unos 50 – 60 minutos.

Cuando pinchemos el Bundt y el tester salga limpio, lo sacamos del horno y lo dejamos 10 minutos sobre la rejilla enfriadora. Pasado este tiempo lo desmoldamos con ayuda de la rejilla y con cuidado de no quemarnos y dejamos que termine de enfriarse sobre la misma.

Yo lo decoré con limón confitado, así que os voy a contar como hacerlo.

Lavamos muy bien el limón para quitarle los restos que pueda tener, yo tengo un cepillito que solo uso para estas cosas.

Cortamos el limón en rodajas de ½ cm. Las ponemos en un cazo a hervir con agua a fuego medio y es que si lo ponemos muy fuerte las burbujas romperán la pulpa del limón. Pasados  5 minutos las colamos y volvemos a repetir el mismo procedimiento.

Pesamos las rodajas del limón bien escurridas y ponemos en el cazo 2 medidas del peso del limón de agua y 1 medida de azúcar. Dejamos que hierva hasta que el agua se quede como un almíbar. Sacamos con cuidado las rodajas para que no se rompan y las ponemos sobre la rejilla para que suelten el exceso de almíbar ¡y el que ha quedado en el cazo ni se os ocurra tirarlo! Es perfecto para echarlo por encima del Bundt Cake, eso si, con moderación. Que aunque está muy bueno no tiene que tapar el sabor de la miel. Ponemos unas rajitas del limón por encima y listo.

¡¡Ya está listo el Bundt Cake de miel y limón para acompañar con un buen tazón de Cola Cao con miel!!

3 Comments

  1. Anda que habéis dejado algo para saborearla. Menuda pinta tenía.
    Gracias por compartir la receta

  2. Que pinta y que bonito te ha quedado!!!
    Muchas gracias por la mencion y mucha suerte!!!!
    Besitos de Bea y Mara

    1. Muchas gracias a vosotras!!!
      Sois mi blog de cabecera!!!
      Me encanta todo lo que hacéis y en muchas ocasiones mi fuente de inspiración!!
      Besotes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*