Blondie de Speculoos y Pepitas de Chocolate Blanco

Dulces embrujados/ mayo 30, 2018/ blog, Bollos y Masas, Posts Antiguos/ 2 comments

El Blondie es la “prima rubia” del tradicional Brownie americano, en su elaboración se utiliza extracto o pasta de vainilla y  azúcar moreno dandole un característico sabor a toffe.

 

Para quien no conozca los speculoos os diré que se tratan de unas galletas tradicionales navideñas de Bélgica, Holanda, Alemania y el norte de Francia. Suelen tener formas  o motivos relacionados con la historia de San Nicolás.

Muchos hasta las habréis probado sin saberlo. Hoy en día en muchas cafeterías cuando pides un café o té, ponen una galletita con gusto a una mezcla de canela y caramelo, pues esa es una galleta de speculoos. Aunque también es cierto que te la pueden poner de otros sabores, que no os lleve a engaño…

 

Ese sabor característico se debe a la combinación de varias especias en su justa proporción. Yo ya las compro mezcladas, pero si no las encontráis así, podéis hacerlas vosotros mismos con estas proporciones: 8 partes de canela, 2 de clavo, 2 de nuez moscada, 1 de cardamomo, 1 de jengibre en polvo y 1 de pimienta blanca.

Desde que descubrí los speculoos ya los he utilizado en multitud de postres. Y es que tienen un sabor tan maravilloso. Os animo a que los probéis si aún no lo habéis hecho porque os van a encantar.

 

Ingredientes

250 g de mantequilla

150 g de Dark Brown Sugar

150 g de Light Brown Sugar

3 huevos L

1 cucharita (tsp) de extracto de vainilla

300 g de harina

2 cucharitas (tsp) de speculoos

2 cucharitas (tsp) de levadura

Una pizca de sal

100 g de pepitas de chocolate blanco

2 cucharadas (tbsp) de crema de Lotus (crema de galletas de speculoos)

50 g de chocolate blanco para fundir.

 

Elaboración.

Preparamos un molde de 33 x 22 cm con spray desmoldante y papel de hornear.

Encendemos el horno a 180º C, calor arriba y abajo.

Fundimos la mantequilla y dejamos que se temple.

En un bol tamizamos la harina con la levadura, los speculoos y la sal.

En el cuenco de la Kitchen Aid con el accesorio del globo puesto (o con la batidora de varillas),  ponemos los huevos con el azúcar y batimos a velocidad alta hasta que espumen y doblen de volumen.

 

Echamos el extracto de vainilla y mezclamos.

Cogemos la mantequilla fundida y la incorporamos poco a poco batiendo a velocidad media baja.

Cambiamos el accesorio del globo por la pala y a velocidad baja vamos echando la mezcla de la harina que habíamos tamizado a cucharadas hasta su total incorporación.

Añadimos las pepitas de chocolate blanco y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes.

 

Echamos la mezcla en el molde que tenemos preparado, extendemos uniformemente con una espátula y metemos al horno en posición media durante 25 – 30 minutos.

Cuando ya esté hecho que el tester al pincharlo salga limpio, lo sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez completamente frio desmoldamos.

Para finalizar, fundimos la crema de Lotus con cuidado de no quemarla y echamos por encima con un biberón con boquilla fina haciendo líneas sin orden. Fundimos el chocolate blanco, lo metemos en otro biberón y lo echamos por encima de la crema de Lotus de la misma manera.

Y ya podéis disfrutar de esta maravilla.

 

¡¡¡Ojalá os guste tanto como a mi!!!

 

Besotes.

Mónica

2 Comments

  1. ¡Me llevo un par de trocitos! ¡Qué buena pinta tiene! ¡Besos mil!

    1. Mil gracias Cuca!!! Espero que te hayan gustado ese par de trocitos virtuales!!!
      Besotes

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.